sábado, 30 de marzo de 2013

Duplex, una nueva (y poderosa) herramienta disponible para el investigador de estrellas dobles


Los que no dedicamos de forma casi monográfica a la observación e investigación de las estrellas dobles sabemos que una parte de nuestros estudios debe pasar inexorablemente por aportar ciertos datos astrofísicos que sirvan para corroborar la naturaleza óptica o física de los pares que estudiamos. Es una de las grandes aportaciones del siglo XXI en el trabajo de los astrónomos no profesionales. Hasta hace no mucho nos conformábamos con realizar un seguimiento de los dos valores clásicos en la astrometría de las binarias: los clásicos theta y rho (ángulo de posición y separación angular, respectivamente) de la estrella principal con respecto a la secundaria. Ciertamente ofrecer datos actualizados de estos dos valores de las decenas de miles de dobles clasificadas sigue siendo la principal ocupación de cualquier doblista que se precie. Y las aportaciones de los mismos al Washington Double Star Catalog (WDS) supera ya a las que realizan los astrónomos profesionales.

Para tal fin se ha pasado de usar métodos clásicos, como los micrómetros filares o, más recientemente, los oculares micrométricos a sofisticadas cámaras CCD que permiten, bajo ciertas premisas, obtener resultados exquisitos y muy precisos. De forma paralela a la generalización de estas cámaras se hizo necesario el desarrollo de programas como Astrometrica (junto a su inseparable Dobles, de Julio Castellano) o Reduc que exprimieran al máximo el potencial astrométrico de las mismas.

Sin embargo, como decíamos, en los últimos años los astrónomos no profesionales no se conforman con obtener datos astrométricos clásicos y quieren ir más allá aportando datos de interés astrofísico, casi siempre para dilucidar la naturaleza del par estudiado. No es de extrañar encontrarse en nuestras publicaciones con investigadores/observadores que reportan datos sobre índices de color, clasificación espectral, tipos de luminosidad, distancias fotométricas con sus correspondientes correcciones por la extinción o el enrojecimiento estelar, ubicación de los sistemas dentro de la galaxia... Algo que sólo hace una década estaba limitado al alcance de un puñado de profesionales.

Paco Rica, junto a Antonio Agudo, el día que nos ofreció una interesante charla en el Ateneo de Badajoz.

Francisco Rica, mi paisano de Mérida (Badajoz), ha jugado un papel muy importante en todo ello. Siendo como es una mente brillante, desde el comienzo de su dedicación a este apasionante campo de trabajo tuvo claro que quería ir más allá y no conformarse con realizar la astrometría de un par. Así que, de forma callada y sistemática, se empapó de la literatura profesional y, poco a poco, fue desarrollando métodos que servían poder radiografiar concienzudamente a una binaria. Todos sus avances los vertió en una hoja de Excel que se ha convertido en una aplicación legendaria que no tiene precio a la hora de poder conseguir datos astrofísicos de las estrellas dobles que estudiamos (la famosa Planilla Astrofísica que todos hemos usado en muchas ocasiones).

Alejandro Garro (fotografía cedida)

Ahora, nuestro querido y entrañable amigo argentino Alejandro Garro (miembro destacado del GEDRRA, Grupo de Estrellas Dobles de la Red de Aficionados a la Astronomía) ha dado un paso más allá y ha creado una aplicación informática inspirada en la Planilla de Paco Rica ofreciendo algo muy novedoso: un entorno agradable y una simplificación extrema a la hora de introducir los datos y obtener resultados. Basta introducir la denominación de las estrellas que componen un sistema para que dicho software traiga todos los datos de los diferentes catálogos y nos permita, con un simple click de ratón, obtener valiosísimos resultados con los que dilucidar la naturaleza de dicho sistema. Para muchos, como yo, se trata de un sueño hecho realidad y, por tanto, sólo podemos tener palabras de agradecimiento para la insuperable iniciativa del gran Ale por la ayuda que, seguro, nos va a brindar en el futuro inmediato dicha aplicación.

Alejandro Garro en buena compañía desarrollando otra de sus aplicaciones astroinformáticas. De izquierda a derecha: Nicolás Vasconi, Néstor D. Díaz, Ale Garro y Darío Piroddi).
Crédito de la imagen: Néstor D. Díaz.

Ale llevaba unas semanas preparando diferentes versiones e implementando nuevas posibilidades a su software. Tuve la suerte de ser de los que conoció casi desde el principio las primeras versiones beta de la aplicación. Han sido muchos los que han echado una mano testando y probando las herramientas que incluye el programa (Carlos Krawzcenko, Edgar Masa, Francisco Soldán, Roberto Vasconi, Carlos Lasgoity...) pero permitidme que aclare que el mérito es enteramente de Ale por decidirse a crear esta maravilla. De él y de Paco Rica, claro, que es de quien parte la idea original (y el desarrollo) de meter todas esas ecuaciones y tablas en su Planilla Astrofísica.

Por si fuera poco, tuve el honor de crear el logo y de bautizar a dicho software. Es lo bueno del trabajo cooperativo: cada uno aporta aquello que puede. Agradezco a Ale la excelente acogida que tuvo por su parte mi sugerencia de denominación de la aplicación, así como el logo que lo identifica. Pensé en Duplex (sin tilde, palabra latina) por su significado en la antigua lengua de Roma ("doble, partido en dos, que se compone de dos partes") y porque era un nombre pegadizo y fácil de recordar. Y para el logo se me ocurrió algo simple que pudiera ser fácilmente identificado y que, por supuesto, fuera alusivo al mundo de las estrellas dobles. ¿Qué os parecen?

Pantallazo de Duplex

Alejandro Garro acaba de publicar en su blog la versión 1.0 de Duplex. Es gratuita y está al alcance de todos. Le auguro un enorme éxito, las descargas crecerán de forma exponencial, no lo dudo. Y también estoy seguro que Duplex irá creciendo en complejidad y en posibilidades a medida que los doblistas lo vayan usando y realicen sus aportaciones. Pero desde este momento hay que agradecer a Ale su disposición y buen hacer, no todos los días se encuentra uno con un compañero que dedique tantas horas de trabajo para ofrecer de forma gratuita una herramienta tan poderosa. ¡Muchas gracias Ale! ¡Sos grande!

miércoles, 27 de marzo de 2013

Annus horribilis...

... en lo astronómico, claro. Si el año comenzó con la avería de mi montura, ha continuado con una temporada de lluvias como pocas veces se recuerdan. Más de 300 mm de lluvia en estos tres meses que llevamos de 2013 es mucha tela en esta tierra, la supuestamente soleada Extremadura. En estos 90 días habremos tenido unas 7 u 8 noches hábiles para observar, eso sí, con mucha humedad. Como no queda otra que consolarse, el paisaje es de una belleza realmente abrumadora. La floración este año va retrasada, pero la eclosión está próxima a ocurrir. Y nuestros pantanos están repletos de agua, tanto que están desembalsando agua porque registran llenos históricos. Hoy se ha tenido que aliviar agua en el embalse de La Serena, el mayor de España y el tercero de Europa (40.000 millones de litros de agua que han pasado al embalse del Zújar). Añadiré que sólo se ha tenido que hacer en otra ocasión desde que fuera inaugurado en 1990.

Aliviando agua del embalse de La Serena (Crédito: Extremadura de Hoy)

Así que mi vida astronómica está siendo verdaderamente desesperante y desastrosa en los últimos meses. Baste decir que la montura fue reparada en pocas semanas por el gran Jesús R. Sánchez, cordobés que regenta la sección de astronomía de la tienda Enfoque Astronómico. Todavía estoy a la espera de poder comprobar que todo funciona correctamente. A ver si despeja pronto...

Lluvias torrenciales en Badajoz. Glorieta Isabel de Portugal (Crédito: Diario Hoy)

ACTUALIZACIÓN 29.3.2012

Dado que sigue lloviendo, seguiré hablando de pantanos porque de estrellas...

Si hace dos días aliviaban agua del primer embalse de España, el de La Serena, hoy le ha tocado al segundo más grande del país, que también está en Extremadura: el de Alcántara (300 metros cúbicos de agua por segundo). Impresionante imagen publicada en El Periódico Extremadura de hoy.

(Crédito: El Periódico Extremadura)

Hacía tres años que no era necesario repetir esta operación de desembalse de agua. De entonces es esta otra bonita fotografía con el famoso puente romano de Alcántara en primer plano. Espectacular.

(Crédito: Canal Extremadura TV)

Y dado que la cosa está de hablar de pantanos... El desembalse al que hacía mención hace dos días, el del pantano de La Serena, significó un trasvase equivalente al consumo de agua durante un año del 60% de la población extremeña. Realmente increíble. Aun así, sigue estando al 96% de su capacidad. Una buena cifra para un pantano que puede almacenar 3,2 billones de litros de agua y ocupa una superficie de 14000 hectáreas de tierra. Según he leído, con su caudal se podría inundar más de media España y podría cubrir todo el perímetro del área metropolitana de Madrid, sobresaliendo de ella sólo los edificios de más de 10 plantas.

Imagen de satélite del embalse de La Serena sobre el río Zújar. El que se ve en la parte superior (y que parece pequeño en comparación, aunque es realmente grande) es del de Orellana.

Por supuesto: hoy sigue lloviendo, y van...


miércoles, 6 de marzo de 2013

El notición del año para los doblistas españoles: Edgar Masa se convierte en asesor de la Unión Astronómica Internacional

¿Preludio? Edgar con una gorra del USNO.

La breve nota que nos pasó nuestro querido amigo Edgar R. Masa Martín era realmente sorprendente. De esas que te obligan a leer varias veces el texto porque te dices: "espera, que has leído algo mal". Pero no. Una segunda, y hasta una tercera, lectura confirmaba la primera impresión. Y, con seguridad, comprenderéis el carácter casi sensacionalista que le he dado al título de esta entrada una vez que leáis lo que a continuación os cuento.

Resulta que nuestro admirado Brian Mason, del Observatorio Naval de Estados Unidos (USNO) y gestor del Washington Double Star Catalog, ha sido designado presidente de la Comisión 26 de la Unión Astronómica Internacional (UAI, o IAU en su acrónimo inglés). Eso, ya de por sí, es un gran noticia. Pero es que, en una decisión sin precedentes, al menos que yo sepa, ha decidido nombrar como asesores (consultant) de la citada comisión a destacados investigadores procedentes del mundo de los astrónomos no profesionales, como cada vez más me gusta llamar a esos amateur que realizan aportaciones de calado a la astronomía de las estrellas dobles.

Personalmente creo que se trata de un acertado reconocimiento por parte de una de las personas que más sabe del tema (y que se ha convertido en un verdadero aliado de nuestros proyectos e investigaciones) de la aportación que realizamos los amateur de todo el mundo a tan apasionante campo de trabajo. Un 10 para Brian Mason y la citada comisión de la UAI.

Pero la noticia tiene un alcance todavía más profundo. Tres han sido los asesores designados por parte de Brian Mason para desempeñar ese cargo. Y uno de ellos es una de las personas que más ha trabajado en el campo de las estrellas dobles, además de ser un excelente amigo y una persona de una calidad humana que difícilmente se encuentra todos los días. Y español, para más señas. Nada más y nada menos que nuestro querido Edgardo Rubén Masa Martín, Edgar para los amigos (que son muchos, por cierto). ¿Qué mejor reconocimiento a su labor desinteresada y constante por afianzar los estudios de las estrellas dobles en nuestro país? Y, a la vez, ¿qué mejor reconocimiento para el animado panorama que actualmente ofrece esta disciplina científica entre la comunidad amateur española? Creo que es evidente que escribo estas líneas desde la admiración más profunda hacia mi querido Edgar, a la vez que con la emoción que esta noticia me depara (para mí, personalmente, toda una "noticia del año") .

Edgar y el autor de estas líneas en plena faena el Congreso Estatal
de Astronomía de Madrid. ¡Qué recuerdos!

También, debo añadir, han sido designados otros dos grandes amigos europeos para desarrollar el mismo cargo: Florent Losse (de Francia) y Giuseppe Micello (de Italia). La enhorabuena viene por triplicado.

Desde estas líneas transmito mi más eufórica enhorabuena a los tres flamantes asesores de la Comisión 26 de la UAI y les auguro un excelente trabajo en las labores que a tal fin les asignen.

Creo que todo esto merece un buen brindis a la salud de estos tres grandes compañeros.

¡Va por ti, Edgar!

¡Siempre al pie del cañón!